martes, 28 de febrero de 2017

Si el amor es una isla, de Esther Sanz

Si el amor es una isla es el esperado regreso de Esther Sanz a la literatura juvenil luego de la exitosa trilogía El bosque. La autora española estará en la próxima Feria Internacional del Libro en Buenos Aires donde presentará la segunda y última parte de esta bilogía: "Si el amor es un canto de sirena". Gentileza de V&R Editoras.

Por: Rodrigo Lastreto

Título: Si el amor es una isla
Autor (es): Esther Sanz
Editorial: V&R Editoras
Fecha publicación: 2016
Idioma: Español
Páginas: 296
Formato: 21 cm x 15 cm
ISBN: 978-987-747-104-5
Saga: Silence Hill
Colección: Ficción para jóvenes
Sinopsis: A veces, el amor te encuentra en donde menos lo esperas. Dicen que una isla es el lugar ideal para perderse. Yo tuve que llegar al inhóspito Sark, un islote con quinientas almas en el canal de la Mancha, para encontrarme a mí misma.


RESEÑA:

Una diminuta isla en el Canal de la Mancha, una pequeña porción de tierra la detenida en el tiempo, es allí donde se encuentra Silence Hill Resort de la isla de Sark, un hotel tan tradicional como la propia isla.

La gente que allí se hospeda solo busca aislarse del mundo en que vive. No importa que el móvil tenga cobertura, que haya WiFi o televisión por cable... Los clientes solo quieren sentirse en otro siglo y eso es lo que le ofrece la isla, un ambiente victoriano escapado de alguna novela de Jane Austen y hasta un señor feudal para completar este escenario de siglos pasados.

Y es a este sitio donde llega Luisa, una joven española de solo 17 años, que necesita un trabajo para poder ayudar a su padre enfermo. Ese trabajo será como doncella en Silence Hill y las tareas en ese hotel no serán como las de cualquier otro, aquí las reglas son más que estrictas y cualquier transgresión a ellas será penada con la mayor severidad, pero el sacrificio vale la pena ya que su padre deberá someterse a un costoso tratamiento y esta es la única manera de solventarlo.

La vida de Luisa en la isla de Sark será complicada desde el primer día sobre todo para una joven tan inquieta y curiosa a la que le costará horrores adaptarse a este mundo medieval y a las normas de Silence Hill.

Ella deberá convivir y enfrentarse a un colorido grupo de personajes que la acompañarán a lo largo de toda su estadía en Sark. Cada uno de ellos, con sus características especiales, no desentonan con esa ambientación victoriana.

Comencemos con Patrick Groen, el amo y señor de Silence Hill, un joven misterioso y enigmático que continúa con el legado de su padre manteniendo el espíritu inalterable de este hotel. Con un pasado que lo atormenta se siente atrapado en esta isla.

También tenemos a Jim, el cochero de Silence Hill, quien será el primer contacto de Luisa con la isla. Él será su guía y consejero. Otro enigmático personaje al que les encantará conocer.

Como en toda historia romántica no faltan esos antipáticos personajes que solo quieren hacer infeliz a la protagonista. Ellas son la señora Roberts, el ama de llaves; y la cocinera Margot. “No te atrevas nunca a enfrentarte a ellas, porque son capaces de envenenar tu plato”, le advertirá Jim. 

A medida que pasemos las páginas del libro encontraremos a Ingrid, compañera de tareas de Luisa, al francés Gaspard Dubois y al hindú Rahul, quienes realizan tareas generales en el hotel y serán los más cercanos a Luisa; a la pastelera Elisabeth y a la anciana madame Perrier con su increíble don para hablar con los muertos.

Y en el medio de todos estos característicos personajes se desarrollará una historia de amor con toques clásicos de la novela romántica y una buena dosis de erotismo que será bien recibida por los amantes de este género. 

Muchas veces el amor no se encuentra a la vuelta de la esquina. Simplemente aparece cuando menos lo esperamos y lo que ocurre en "Si el amor es una isla” es una muestra clara de ello. Aunque ya lo sabemos... nada será fácil, porque como dijo el escritor francés Stendhal: "El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio"…


SOBRE LA AUTORA:


Esther Sanz (Barcelona, 1974) es licenciada en Periodismo y editora. Ha trabajado en revistas femeninas además de ejercer de editora en un sello de libros prácticos.

Su primera obra, Vive rápido, siente despacio, fue publicada en 2007. El bosque de los corazones dormidos (2011) es su primera incursión en el mundo de la literatura juvenil. Posteriormente escribió Los siete soles de la felicidad (2011) y El jardín de las hadas sin sueño (2012).

Si el amor es una isla, la primera parte de la saga Silence Hill, es su esperado regreso a la literatura juvenil luego de la exitosa trilogía El bosque.

Twitter de Esther Sanz: click aquí


OPINAN LOS ESPECIALISTAS:

“Si el amor es una isla es una novela absolutamente fascinante. Con una prosa musical y envolvente, Esther Sanz ha sabido crear a la perfección una atmósfera misteriosa, romántica y sensual que atrapa al lector desde la primera hasta la última línea. Con unos personajes que enamoran y una ambientación magnífica, los lectores la devorarán con placer, se sorprenderán con sus giros inesperados y terminarán suplicando más”. 
Rocío Carmona, autora de La gramática del amor 

“El estilo elegante, claro y muy visual de Esther Sanz atrapará a todos los lectores, demostrando que una buena historia de amor no entiende de géneros ni de distancias”. 
Javier Ruescas, autor de El sinsentido del amor


ESTHER SANZ EN LA FERIA DEL LIBRO

Para los fanáticos de Esther Sanz, la editorial VRYA anunció que la escritora española estará presente en la próxima Feria Internacional del Libro en Buenos Aires donde presentará la segunda y última parte de esta bilogía: "Si el amor es un canto de sirena".



VÉASE ADEMÁS:

V&R Editoras 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada