miércoles, 8 de marzo de 2017

La Biblioteca del Congreso encuentra su lugar en el mundo

La International Federation of Library Associations and Institutions, especie de FIFA de los bibliotecarios apoyada por la Fundación Bill Gates, la designó sede regional para América latina y el Caribe.



Por primera vez en sus 90 años de historia, la International Federation of Library Associations and Institutions (IFLA) tendrá una de sus sedes temporarias en el país. La Biblioteca del Congreso de la Nación (BCN) fue elegida la oficina regional para América latina y el Caribe para el período 2017-2018.

"Esto coloca a la Argentina en un muy buen plano internacional", dijo a LA NACION Alejandro Santa, director coordinador general de la BCN, quien impulsó la propuesta de esa biblioteca ante el comité de selección de la IFLA.

Conocida como la FIFA de las bibliotecas, la IFLA agrupa asociaciones y bibliotecas particulares de todo el mundo con un perfil social importante. Su figura está asociada a la Fundación Bill y Melinda Gates, porque suelen organizar actividades en conjunto. Con su sede central en Ginebra, un encuentro internacional de esa entidad suele reunir a unos seis mil bibliotecarios y, según Santa, "puede incidir en las políticas culturales internacionales".

Contó su director que al difundirse ayer por Twitter la noticia de la elección de la BCN como oficina regional fueron inmediatos la adhesión y el apoyo de dos importantes organizaciones de ese sector en el país. Recibieron mensajes de salutación de las autoridades de la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (Abgra) y de la Asociación Bibliotecarios Jurídicos (ACBJ). También ayer la BCN comunicó la firma de un convenio entre Alejandro Santa y Gerald Leitner, secretario general de la IFLA, que rubrica el compromiso mutuo.

La medida, informó Santa, permitirá traer al país las novedades del mundo bibliotecario en cuanto a la aplicación de nuevas tecnologías, las dinámicas de atención al público y el resultado de experiencias e iniciativas de intervención social directa como las llevadas adelante en Medellín (Colombia) con la apertura de bibliotecas y centros culturales en barrios invadidos por la violencia. "Allí [por Medellín] se logró salvar a la sociedad del narcotráfico con libros y no con más violencia", recordó el funcionario.

Con financiamiento de la IFLA se podrán hacer en el país encuentros con figuras internacionales que aporten sus conocimientos y experiencias en diálogos con bibliotecarios de las distintas provincias. De hecho, ya está agendado un primer encuentro entre representantes de bibliotecas de América latina y el Caribe a realizarse entre el 7 y el 9 de junio próximo en Buenos Aires, en el que la BCN será anfitriona.

"La IFLA aporta también los fondos para que los pequeños bibliotecarios puedan viajar y participar de los encuentros o talleres que se organicen y también para financiar proyectos propuestos por bibliotecas del interior del país. Nuestra propuesta es trabajar con las ciudades más alejadas de los centros urbanos", dijo el bibliotecario.

Anticipó también que están en conversaciones con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para realizar una jornada y otras iniciativas que ayuden a la concientización de lo que se conoce como Agenda 2030. Ese proyecto busca identificar y registrar iniciativas que las bibliotecas están desarrollando en sus países de origen dirigidas a la satisfacción de las necesidades locales de desarrollo. Todas las asociaciones de bibliotecarios o los colegios de bibliotecarios de cada país de América latina y el Caribe están invitados a participar en este proyecto.


Reconocimiento

La BCN, fundada en 1859 como biblioteca parlamentaria para consulta de los legisladores, continúa suministrando información a ambas cámaras del Parlamento y a todos los poderes del Estado, nacionales, provinciales y municipales. Atiende entre 800 y 1000 personas de la demanda espontánea del público durante las 24 horas. Tiene seis sedes y desde hace varios años viene tomando iniciativas que la llevan a trascender los muros de sus salas.

Tales emprendimientos motivaron que la BCN fuera galardonada con el Premio Access to Learning, otorgado por la Fundación Bill y Melinda Gates, que permitió el desarrollo del Proyecto Bibliomóvil, un micro de dos pisos especialmente acondicionado con computadoras y salas de lectura que desde 2002 recorre el país promoviendo la cultura y el libre acceso a la información y permitiendo la inclusión de los sectores más vulnerables de la población.

"Quienes trabajamos en las bibliotecas tenemos una gran responsabilidad social porque somos la primera trinchera que recibe a los sectores de menores recursos, que no pueden acceder a la compra de un libro", agregó Santa, quien también promovió un convenio con IFLA para traducir los documentos y trabajos publicados por esa federación. "Pudimos mantener un cuerpo de traductores y cumplir este servicio para nuestro país y la región. De esta forma, todos los bibliotecarios pueden acceder a esos documentos", dijo. Desde 2014, ese cuerpo de traductores de la BCN tiene la tarea de realizar las traducciones oficiales al español de todo documento emanado de la federación.


Razones de una elección

24
horas de atención

La hemeroteca, en Alsina 1835, está abierta todo el día. La sede de Hipólito Yrigoyen 1750 abre de 8 a 24 y también los fines de semana.

1500
empleados

En lo que constituye un récord internacional , la BCN tiene más dependientes que las más grandes bibliotecas del mundo.

4500
libros lleva el bibliomóvil

Un ómnibus de dos pisos, especialmente acondicionado con computadoras y salas de lectura que recorre el país, promoviendo la cultura y el libre acceso a la información.

6
Sedes tiene la BCN

Las más importantes son las de Hipólito Yrigoyen 1750, Av. Rivadavia 1864, piso 3, oficina 323, Palacio del Congreso y Adolfo Alsina 1831/35.

Fuente: La Nación


Véase además:

IFLA Announces Host for LAC Regional Office

Biblioteca del Congreso

IFLA

Proyecto Bibliomóvil

No hay comentarios:

Publicar un comentario